Afina tu brújula interna y establece el rumbo

Por Débora Tejera | Desarrollo personal

Una persona escalando una montaña

Comienza un nuevo año cargado de potencialidades, de oportunidades de experimentar y crecer.

Si queremos aprovechar al máximo este regalo que tenemos en nuestras manos, se hace necesario buscar un momento para estar con nosotros mismos y sentir qué es lo que realmente queremos hacer con este tiempo que se nos está dando. Y por supuesto, trazar un plan para conseguirlo.

Afinamos así nuestra mirada para saber reconocer lo que tenemos delante, para abrirnos a una nueva manera de interpretar lo que llega a nuestras vidas y aprovecharlo al máximo.

Es con esta actitud con la que me gustaría que acometieras esta empresa.

¿Qué es lo que quieres conseguir en este 2019?

Busca dentro de tu corazón. La mente muchas veces nos lleva por otros derroteros, deslumbrándonos con objetivos que ni son realistas ¡y ni siquiera son realmente para nosotros!

No pierdas el tiempo comparándote con los demás. Busca dentro de ti las notas de tu propia melodía y atrévete a interpretarla. Ser nosotros mismos es lo que nos hace verdaderos y grandes.

Trátate bien y piensa en positivo. Creo que nos machacamos mucho con eso que consideramos defectos. Siempre que se habla de fijar un objetivo a conseguir, lo primero que suele venir a la cabeza es eliminar eso que tanto nos condiciona o acompleja. Llámese perder kilos de más, dejar de tener problemas de dinero, o que nuestra pareja cambie por fin para poder ser felices.

Si te fijas bien, estás centrándote de nuevo en lo que no quieres. “No quiero tener sobrepeso”, dices. Vale. Pero, ¿qué quieres? ¿Quieres pesar 75 kilos en vez de 80? ¿70 kilos quizás? ¿60? ¿Quieres volver a la talla M ahora que estás en la XL?

Formula metas claras y en positivo, centrándote de forma objetiva en lo que quieres, no en lo que no quieres más.

Sé tú mismo

Y establece aquellas metas que realmente sientas que quieres conseguir. No importa si son pequeñas o a tu cabeza le parece que les falta “glamour”. Es tu alma la que se está expresando aquí, así que déjala que sea. Haz lo que te haga feliz y ya verás cómo tu vida empezará a cambiar en poco tiempo.

Tienes que tener en cuenta que habrá cosas que llegarán más rápido. Metas que podrás conseguir con poquito esfuerzo o que apenas necesiten ser planeadas. Pero otras sí que requerirán una mayor inversión, de tiempo, motivación y voluntad.

Lo importante es que sepas quién eres, porque así podrás conectar con aquello que quieres y sentir si se trata de un proyecto realista y realizable. Y después ya podrás trazar un plan para llevarlo a cabo.

Fija tus metas

Como te comenté en el post anterior, al finalizar cada año, me gusta echar la vista atrás y hacer un balance de todo lo vivido, para llenarme de fuerza y motivación por aquello que conseguí, o por lo que llegó a mi vida y que supe aprovechar. Y para darme cuenta también de lo que pasó por mi lado y no supe reconocer o cultivar como debiera.

Eso que llamamos errores y que nos ponen de tan mal humor, son una de las fuentes de aprendizaje y crecimiento personal más potentes de las que disponemos, si tenemos el coraje de revisarlos y entender la lección que nos dejan.

Hacer balance y conectar con nosotros mismos ahora, con nuestro momento vital, es lo que nos sitúa en una posición inmejorable para afianzar las bases del camino que queremos recorrer.

¡Y establece el rumbo!

Así que, ¡adelante! Tómate un tiempo para ti y conecta contigo. Escribe lo que quieres conseguir. Qué cosas te gustaría experimentar, vivir en este ciclo que comienza en unos días, y traza un plan para conseguirlo.

Si quieres puedes utilizar alguna de estas ideas a modo de brújula para proyectar tu camino:

  • Establece 3 metas que quieras conseguir en este año.
  • ¿Por qué quieres alcanzarlas?
  • ¿Cuáles son los principales obstáculos para lograrlas?
  • ¿Qué medios necesitas para llevarlas a cabo?
  • ¿Necesitas aprender algo para conseguirlas?
  • ¿Quién puede ayudarte?
  • ¿Son metas realistas?
  • ¿Cómo cambiará tu vida cuando las hayas cumplido?
  • ¿Tu vida será más plena cuando tengas esto?

Redacta tu propósito vital para este 2019. O dibújalo. Puedes incluso recortar imágenes significativas y hacerte tu propio mapa del tesoro. ¡Se creativo y déjate sorprender por todo lo que tienes guardado en tu interior!

>